Alza la voz

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Cuando el mundo se encuentre plagado de injusticia,

Cuando la tierra llore sangre por las tonterías de la gente,

Alza la voz, hasta donde el cuerpo y la vida aguanten,

Habla, grita, llora si es necesario,

Cuando creas que hace falta energía y alegría en este mundo

Cuando la gente no quiera abrir sus ojos, aunque sea urgentemente necesario

Canta, declama, cuenta lo que te venga a la mente

Alza la voz, sin miedo, sin pena,

Sin vergüenza alguna,

Aunque te intenten callar desde cada esquina,

Aunque a veces sea difícil, alza la voz,

Hazte escuchar, hasta que la oscuridad y el silencio corran hacia todas partes

Aunque creas que lo que dices no es importante,

Alza la voz, hasta que te escuchen,

Alza la voz, hasta que tu pecho explote,

Para que cuando el tiempo llegue, la vida se transforme y llene de justicia, felicidad y paz

Todo aquel espacio que te rodea.

Soltar

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Los humanos constantemente nos encadenamos y sufrimos por cosas innecesarias,

El odio, la ira y el dolor muchas veces, pueden transformarnos,

Convertirnos en seres miserables y sombríos como la noche,

Las cadenas endurecen nuestro corazón y pierden nuestras almas,

A veces el único remedio para esto, es soltar, solamente soltar,

La tristeza y el rencor,

Las ofensas recibidas y dadas también,

Nos consumen por dentro, nos matan a diario,

Pero, con amor, humildad, esperanza y perdón,

Podemos soltar,

Liberarnos del peso insoportable,

Romper muchas barreras infranqueables,

El soltar no es un proceso lineal ni fácil, pero cuando lo aprendes te da fuerzas incalculables y brillo inagotable,

Por eso y más, estimado compañero, te deseo que logres soltar todo lo que no te permite volar,

Crisis/ Oportunidad

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Hoy en día las personas buscamos la comodidad,

Además de la tan sobreexplotada felicidad,

Nos concentramos tanto en esto que cuando viene una crisis sentimos que se nos cae el mundo encima,

Sufrimos, lloramos, muchas veces hasta renegamos de la suerte,

Sin darnos cuenta que la crisis es una oportunidad,

A veces para madurar y mejorar

Otras para descubrirnos como personas,

Como seres fuertes y llenos de luz,

Capaces de lograr incluso las hazañas mas sorprendentes, hermosas y grandes.

La crisis de la vida, muchas veces parece querer solamente golpearnos sin sentido alguno, hasta que llega el momento en que nos transforma en algo más bello y puro,

La crisis no es nada más ni nada menos que una pieza en el rompecabezas confuso que llamamos existencia,

Ese arcoíris que espera paciente después de la tormenta,

Por eso y mucho más, hermano mío, te invito a ver las crisis que parecen descomponerte como el valioso tesoro que te ayudará a extender tus alas para volar alto.

Hasta que llegue el momento en que te des cuenta que cada cosa que pasas, te ayuda a construirte en cada segundo.

Y así te permitas a ti mismo volar alto y realmente gozar de este mundo,

De tu único e irrepetible mundo.

Amor de Arte

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Era un mañana hermosa de verano en Honolulu, Carlota , una joven artista de 25 años, estaba en una mesa del Aloha Melt café, sentada en su silla de ruedas, esperando a su cita, cuando de pronto entra un caballero, alto , con cabello negro noche, unos ojos verdes como el jade y una apariencia misteriosa, muy peculiar.

—Buongiorno signorina scusi , ¿Me permite sentarme un momento con usted?— preguntó con tono relajado y serio.

Eee ¿si?, claro, estaba esperando a alguien pero aparentemente no llegará así que algo de compañía me vendría bien.

— Aloha mi nombre es Carlota, tengo 25 años y vivo en esta ciudad desde hace 4 años, ahora cuénteme algo de usted, ¿ De dónde viene y qué lo trae por aquí?

— Es un placer conocer a una hermosa dama como usted, mi nombre es Guido Della Fiore tengo 28 años y soy escultor, vengo a buscar inspiración para mi próxima exposición en Roma, Italia.

—Qué interesante, yo también amo el arte pero más específicamente la música, me encanta tocar el violín y cantar.

— La música también es hermosa, en lo personal después de la escultura es mi segunda rama preferida del arte.

— Y cuénteme ¿De dónde proviene un talentoso artista de su categoría?

—Vengo desde la maravillosa ciudad de Florencia, y como le decía he venido a Hawai para tomar inspiración de sus hermosas playas para mi próxima colección la cual llamaré Maravillas del Universo.

— Mmm, interesante, me parece que yo podría ayudarle con eso, conozco Honolulu como la palma de mi mano, después de todo he crecido aquí, además creo que usted y yo podríamos llevarnos bastante bien.

— Gracias, me servirá de mucho su ayuda y su grata compañía.

Después de unas horas platicando en el restaurante, Guido y Carlota se dirigieron directamente a la playa, la brisa del mar soplaba ligeramente pero se sentía lo suficiente como para no permitir que la intensidad del sol quemara demasiado.

Mientras ellos se sentaban en la arena a ver las olas, una pareja que parecían ser novios, pasó caminando tomados de la mano y viéndose amorosamente el uno al otro, tan intensamente que parecían no notar nada de lo que los rodeaba.

De pronto Guido saca una cámara de su mochila y les toma un par de fotos.

—¿Qué hace? Preguntó Carlota

— Verá señorita, cuando estoy buscando ideas para mis exposiciones, regularmente suelo tomar fotos relacionadas con lo que quiero expresar en cada obra, por ejemplo: las maravillas que deseo representar en mi próxima colección realmente no son lugares, si no las experiencias que vivimos los humanos día con día, esta foto, puede ayudarme a representar el amor de una pareja en una escultura.

—-Aaa, eso suena profundo pero ¿No es más complicado ?

— De hecho si, es más complejo que retratar paisajes, pero es precisamente eso lo que me inspira, retarme a mí mismo para inspirar al mundo.

— Es usted un hombre muy misterioso, eso me agrada.

— Jaja, me alegra que le agrade, ¿Le digo algo? Usted también me agrada, si me permite decirlo.

La tarde fue cayendo y al llegar la noche, ambos decidieron ir al hotel Hawaian Inn, donde el guapo escultor estaba hospedado.

— Si no es mucha molestia, me gustaría invitarle una copa de vino espumoso, como agradecimiento por esa velada tan grata.

— Ay, me da un poco de pena, tan sólo hoy nos conocimos, mejor nos vemos mañana.

— Disculpe, no quise asustarla, suelo ser un poco impulsivo a veces. Mejor olvide lo que le dije.

— No se preocupe, pensándolo bien una copa no le hace mal a nadie.

Después Guido, llamó a servicio a la habitación y pidió una botella de vino Santorelli, un vino rosa espumoso, de apariencia muy fina.

Ambos jóvenes siguieron bebiendo y charlando tranquilamente hasta que después de un rato, una cosa llevó a la otra y ambos terminaron sellando su recientemente descubierto romance.

A la mañana siguiente, ambos se dirigieron al restaurante del hotel, desayunaron juntos y salieron a seguir buscando ideas para Guido.

Ese día, Carlota decidió que fueran al museo Makai, en donde pudieron disfrutar de esculturas de vidrio muy hermosas.

— Este lugar te encantará, tiene figuras de vidrio, que representan muy bien la belleza y creatividad de Hawai, es uno de los museos más famosos de aquí.— !Excelente¡ eso me servirá precisamente para mi siguiente creación, que represente la capacidad de crear del ser humano.

Ambos artistas dispusieron tomar el recorrido por su cuenta, ya que así podrían tener oportunidad de ver más a profundidad cada pieza y tomarse su tiempo para charlar y conocerse más.

Afortunadamente como ambos eran artistas Carlota pudo enseñarle mucho a Guido de la cultura de Hawai lo cual ayudó mucho al joven escultor.

Al terminar el recorrido, como ya era mediodía, decidieron ir a almorzar al café del día anterior, pero esta vez, si iban juntos.

Mientras almorzaban, ambos dispusieron charlar más de sus vidas, por lo que Carlota decidió aventurarse un poco y contarle a su nuevo amante, una realidad que a casi nadie se atreve a contarle, la razón de porqué usaba la silla, cosa que por cierto no pareció asustar a Guido.

— Bueno, cómo te ganaste mi confianza y parece que nuestra relación casual tal vez podría llegar a más, necesito hablar contigo de algo muy importante, si no te molesta.

— Claro, no te preocupes, puedes confiar en mi.

— Te entenderé si no quieres seguir saliendo conmigo después.

—Tranquila, prometo no irme corriendo, digo a menos que me digas que eres miembro de la mafia y has venido a matarme o algo así, jajaja.

— No, cómo crees, lo que pasa es que ya he tenido experiencias de ese tipo, pero no es nada grave.

— Está bien, ya dime ¿Qué quieres decir?

— Verás, la razón principal por la que uso la silla de ruedas es porque…

— Creo que mejor te detengo aquí.

— Pero… ¿No tienes curiosidad?

— No, pero algún día te diré porqué, ahora mejor dejémoslo en que me pareces una bella donna .

— ¿Una qué?

— Una bella donna, es mujer hermosa en italiano

—- Aa ok, jeje gracias— respondió Carlota tímidamente, mientras sus mejillas se enrojecían

Ambos jóvenes disfrutaron tanto de sus paseos y del amor tan hermoso que crecía entre ellos hasta que llegó el día en que Guido acompañó a Carlota a uno de sus recitales con la orquesta a la que pertenecía, con la intención de apoyar a su amada y encontrar otras ideas para su exposición.

Todo comenzó muy bien, aunque por obvias razones Guido no pudo estar mucho tiempo con Carlota.

De pronto, durante un intermedio del concierto, se comenzaron a escuchar unas extrañas explosiones, parecidas a cuetes, lo cual provocó que todos salieran inmediatamente para poder resguardarse

Por cuestiones del destino Guido logró salir sin muchas heridas, pero Carlota, aunque logró correr, fue alcanzada por el terrorista quien logró dispararle en la parte superior de la espalda.

En medio de toda esa tormenta de disparos, un comando especial de la policía de Honolulu logró entrar y mataron al terrorista, además que lograron dejar ingresar a los bomberos que se dedicaron a trasladar a todos los heridos posibles a los hospitales más cercanos.

Después de que todo el ataque terminó, Guido corrió hacia la ambulancia donde iba su amada y se fue con ella.

Como era de esperarse los médicos se apresuraron para llevar a la joven pianista al quirófano para poder examinarla y tratarle las hemorragias que traía.

Las horas pasaban y la desesperación se apoderaba cada vez más del joven escultor hasta que llegó al punto de levantarse violentamente del sillón donde estaba y caminó hasta el escritorio de la recepcionista para exigir que un médico llegara a darle información sobre el estado de su amada.

—!Señorita no puede ser que me tengan aquí esperando sin decir nada de nada¡ gritó, mientras azotaba su mano en el escritorio.

En eso, un médico con los guantes aún ensangrentados sale del quirófano y se dirige hacia Guido.

— ¿Es usted familiar de la señorita Carlota?

— Soy su novio, dígame cómo está, ¿Se recuperará?

— Acompáñeme, necesito hablar seriamente con usted, respondió mientras ambos entraban a una clínica.

— Soy el doctor Kalakai , soy el director del área de neurología del hospital y junto con los otros médicos estoy atendiendo a su novia, lamentablemente tiene una lesión grave en la médula espinal, la cual provocó que perdiera la movilidad en ambos brazos.

Al escuchar esto, Guido se desplomó en el sillón y preguntó— ¿Hay alguna forma de que ella pueda recuperarse?

— Tristemente, el pronóstico no es nada bueno, lo más probable es que nunca se recupere, aunque hay una remota opción, existe un nuevo procedimiento que consiste en usar células madre en el área de la lesión, aunque es una alternativa que aún está en investigación, así que no se sabe si va a funcionar.

— ¿Dónde puedo encontrar ese tratamiento?

— Por ahora hay muy pocos lugares de Europa dónde están haciéndolo, aunque es costoso y en la condición de Carlota, sería muy arriesgado un traslado.

— Ahora, le sugiero que comencemos por hablar con Carlota porque el proceso no será nada fácil para ninguno de los dos.

— Tiene razón, yo voy a hablar con ella pero necesito que usted me acompañe por si necesita que le aclaren algo más.

Después de un rato de analizar la situación y las posibilidades, ambos entraron a la habitación de Carlota y comenzaron una de las conversaciones las más complicadas que puede haber para cualquiera.

Como era de esperarse, la joven artista sufrió tan intensamente con la trágica noticia, que tuvo su semanas llorando desconsoladamente día y noche, además dejó de comer, beber cualquier líquido, e incluso llegó al punto de decirle a Guido que mejor la dejara morir ahí, ya que ella sin sus brazos no era nada más que una carga.

Al escuchar esas palabras, Guido comenzó a llorar también y le respondió— No puedo imaginar lo que estás pasando ahora, lo único que sé es que desde que te conocí mejoraste mi mundo de muchas formas, no te dejaré sola, aunque por más que hubiera querido no te pude proteger de esto, puedo ayudarte a recuperarte, sólo necesito que me des la oportunidad. —

— ¿Para qué? Si aunque lograra recuperarme, va a llegar el momento en que solamente te voy a estorbar, yo nunca voy a ser normal. —

—¿Normal? Yo no quiero una mujer “normal”, eso es aburrido, io ti amo, quiero poder vivir contigo hasta el fin de mis días.

—Lo dices porque no sabes cómo es vivir con alguien como yo—

— Sé mucho más de lo que imaginas— responde mientras sonríe ligeramente.

— ¿En serio? Pero tú nunca has vivido como yo, ¿En serio crees que conoces mi realidad?

— Digamos que no conozco tu realidad, pero si la mía, verás yo nací con una condición que se llama espina bífida, eso hizo que necesitara usar silla de ruedas cuando era un niño, pero con el tiempo, después de mucha terapia y demás cosas logré caminar, no camino como los demás pero si logré hacerlo bien. A mi modo—

— ¿Es en serio? yo nunca lo noté, no me estás mintiendo sólo para calmarme ¿Verdad? yo tengo esa misma condición, por eso uso la silla, yo nunca logré caminar. Así que te agradecería que no siguieras con este cuento, ni siquiera por lástima

— Sono spiagente , mi intención no es mentir por lástima, sólo quiero que veas que no soy un cobarde que sale corriendo cuando su amada lo necesita.

— Mjm ¿Y si no vuelvo a ser como antes? ¿Igual te quedarías conmigo? ¿Soportarías las miradas de otros, los comentarios? ¿En serio quieres encadenarte a estar conmigo así?

— Sé que no te protegí para que no te hicieran esto, pero no quiero vivir sin ti, sólo espero que me des la oportunidad de amarte.

—Bueno, tampoco fue tu culpa que un terrorista entrara ese día a ese concierto, pero ya que si quieres ayudarme, estaré dispuesta a luchar por recuperarme. Respondió Carlota, mientras Guido le limpiaba sus lágrimas

— ¿En dónde te dijo el doctor que podían hacerme el tratamiento?

— El doctor dice que te pueden conseguir un lugar en un hospital de Roma. Solo necesitas recuperarte un poco para soportar el viaje y en cuanto el doctor diga, nos vamos.

— Muy bien, así también vas a poder hacer tu exposición, al menos eso no te lo voy a quitar.

Conforme los días pasaron, ambos jóvenes fueron fortaleciendo su amor y planeando tanto el viaje como el resto de su vida juntos.

Seis meses después, ambos viajaron junto a un equipo de médicos de Hawaii y para sorpresa de todos, el transplante funcionó y después de un año duro de recuperación, lágrimas y dificultades Carlota pudo volver a mover sus brazos, justo a tiempo para ver la exposición de su amado Guido, la cual fue un éxito, además de que la brillante joven consiguió volver a hacer lo que tanto amaba, tocar piano frente a muchas personas

Finalmente, cuando ambos se sintieron preparado se casaron y vivieron tranquilos en Florenci, donde compartieron su arte por el resto de su vida.

 

!Quiero Vivir ¡

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Mientras descanso en el fresco manto verde que cubre el campo, veo cómo las hojas grises de mis temores y dudas desaparecen lentamente, dándole paso a las vivencias que enriquecen mi vida

Durante el extraño espectáculo, la gigantesca sombra que aún habita encima de mi mente y mi alma poco a poco se aleja hasta que llega un punto que deja de aplastarme y me deja crecer,

Cada miedo, cada máscara, cada armadura, caen repentinamente muy lejos de mi renovado espíritu

Hoy siento en mi interior la alegría y la luz, que poco a poco me hacen renacer,

Cada instante, cada sueño, transforman mi misterioso ser,

Cada palabra escrita o hablada, cada canción, cada flor que embellece la tierra, me guían hacia mis nuevas metas

Hoy es un momento en el que puedo y quiero sentirme plena,

En este mismo instante, mi interior sólo quiere reír, creer y gritar con todas mis fuerzas .

Hoy y solamente por hoy !Quiero vivir!

Entrevista

Hoy quiero compartirles que el lunes tuve la gran oportunidad de grabar una entrevista para el programa Sabores Literarios de Aurea Promotora Cultural Juvenil de la revista Kūltura de México donde hablé sobre mi blog. Les dejo el link de facebook para que la vean. Espero sus comentarios.

https://www.facebook.com/Cultura.Aurea/videos/351415180197670/?app=fbl

Publicación

Hoy quiero compartir con ustedes que la revista Trinando de México publicó mi cuento El doble de Sherlock Holmes, les dejo el link de la revista para que puedan verla. Espero sus comentarios.

http://revistatrinando.com/pagina23.htm

Letras por La Paz

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Me levanto y veo a mi alrededor,

El ensordecedor ruido de la televisión explota como un volcán haciendo erupción, reventando así mi burbuja de paz y libertad,

Haciéndome recordar la violenta, cruda y directa realidad que nos revela lo frágil e inestable que tiende a ser cualquier país, pueblo o ciudad,

Hoy despierto para toparme con la lamentable realidad de una tormenta violenta que sacude el mundo entero, incluyendo a mi hogar,

En este día tan caótico y lleno de impotencia, he decidido prestar mi voz y mis letras por la paz,

Esa paz que nos permite progresar,

Esa hermosa compañera que nos llena de amor, respeto y solidaridad.

Hoy quiero invitar a los hermanos que me puedan leer o escuchar, que alcen su voz

Para que al unísono podamos gritar hasta que los que cegados por la codicia y la crueldad, recuperen la cordura y se una a nosotros para reanudar nuestro camino hacia la más sagrada y anhelada meta, la cual siempre debe ser la la hermandad que viene con la paz.

Cima del Mundo

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Voy escalando la colina a mi propio tiempo, a veces avanzo rápidamente,

A veces me resbalo y siento que caigo al precipicio,

Pero este es un momento especial,

Hoy siento que salto y me embarga la alegría y el orgullo,

Mi corazón al igual que el resto de mi ser baila y canta de genuino amor y agradecimiento

Mi espíritu valiente y mi cuerpo saltan y avanzan con ritmo constante

Cada paso, cada instante, cada bello y vibrante rayo de luz, impulsan mi camino y me iluminan para seguir luchando.

Hasta que llegue el día en que alcance mi máxima meta, la inalcanzable pero maravillosa cima del mundo.

Colibrí

Autor: Vivian Lucía Rivera Marroquín

Entre las curiosidades de la realidad te encuentras tú,

Con tus colores tornasol y tus plumajes brillantes, embelleces la tierra con tus veloces apariciones

Hoy, extraño y divino mensajero,

Símbolo de las almas de los que ya partieron,

Te pido encarecidamente que te lleves mis recuerdos y mis hermosos pensamientos al cielo,

Para que en algún momento de la vida, les recuerdes a mis seres amados que están contigo, que aún los llevo prendidos a mi alma, como una mariposa lleva prendidas sus alas al cuerpo.

En este soleado día de verano, te recuerdo amigo querido, que la tierra te necesita igual que el humano necesita el viento.

Para para reflexionar nostálgicamente sobre lo sucedido en nuestro pasado y apreciar más el presente.

Hermoso colibrí de pequeña estatura pero enorme sabiduría y magia interna, hoy te vengo a suplicar humildemente que me ayudes a deshacerme de mis pesadillas y mis penas

Para así recuperar mi propio valor y esperanza para seguir disfrutando este mundo lleno de maravillas, aventuras y demás cosas complejas que nos hacen conectarnos con la misteriosa realidad que vivimos.